GUÍA: ¿CÓMO USAR UN LUBRICANTE?

Usar o no lubricante. La respuesta siempre debería ser sí. El lubricante es un producto capaz de mejorar tu vida sexual de manera individual o en pareja.

Uno de los tips esenciales para un sexo más placentero es la lubricación para una penetración fácil y sin fricciones que puedan generar cualquier molestia. Ya sea que como chica tengas problemas de resequedad vaginal, quieras vivir un momento erótico de manera individual con tus juguetes sexuales o que simplemente quieras gozar más de tus momentos íntimos en pareja estos productos son ideales para aumentar el gozo y mejorar la experiencia.

Si quieres implementar estos productos en tu vida sexual, revisa los consejos y tips que en KAMAUTRA BY SENSUS, tu sex shop de confianza, recabamos para ti en esta guía sobre tipos, usos y beneficios de los lubricantes.

¿Cómo aplicarlo?

Comienza colocando entre tus dedos una pequeña porción dedos y aplica enla zona vaginal. Si deseas adecuarloa tu temperatura corporal, frótalo primero entre las palmas de tus manos y así se calentará un poco. Aplica la cantidad que consideres necesaria de acuerdo a tus necesidades de lubricación y la intensidad del sexo. Si tus relaciones son largas y optaste por un lubricante base agua puedes colocar más durante la relación para evitar que este se seque y de lugar a fricciones.

Tipos de uso y experiencias

Como ya sabes, existen distintas opciones de lubricantes y su uso no está limitado a problemas de resequedad sino a brindar un poco de ayuda extra y excitantes manera para diversificar los juegos sexuales y el erotismo de manera individual o en pareja. Por ello, aquí te presentamos los principales usos y experiencias que este tipo de productos te pueden brindar.

Sexo vaginal

En el momento del sexo más humedad siempre es mejor. El cuerpo de la mujer genera lubricación de manera natural al momento de la excitación, sin embargo diferentes factores como la edad o cuestiones de salud pueden mermar esta reacción. Sin embargo, el uso de lubricante no es exclusivo de estos casos, el uso de estos productos también es un complemento para aumentar las sensaciones y el placer.

Para usar de manera vaginal puedes recurrir a lubricantes de base agua o silicón, pero ya que se complementa con la lubricación de la mujer, los primeros pueden ser muy funcionales y darte una sensación más natural.

Sexo anal

La zona anal requiere de una lubricación más intensa y de un producto que no se absorba fácilmente para garantizar una penetración cómoda y fluida, evitando fricciones durante el sexo. En esta práctica los lubricantes de base silicón son ampliamente recomendables gracias a su textura más densa, sin embargo pueden dañar el látex y con ello no son adecuados para usar con condón. Ante esto los lubricantes híbridos (80% agua y 20% silicón) son una alternativa. Usualmente en este tipo de encuentros no son adecuados los de base agua, sin embargo hay algunos creados especialmente para ello.

Dentro de la oferta de lubricantes anales puedes encontrar muchos que complementan su fórmula con ingredientes que ayudan a relajar el esfínter para hacer de la penetración mucho más suave, cómoda, fácil y sobre todo placentera.

Sexo oral

Si piensas que la función de un lubricante se limita a la penetración, entonces debes conocer la gran gama de lubricantes de sabores que además de brindar humedad extra durante el sexo se encuentran diseñados especialmente para darle un toque sensual y divertido a la estimulación oral.

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es descarga-25.jpg

 

Más sensaciones

Si además de hace más húmedo y deslizable la penetración quieres añadir un toque nuevo y excitante puedes experimentar con un lubricante de sensaciones térmicas, ya sea frio o calor este producto añade sensaciones excitantes para un sexo más placentero

Con juguetes

Dildos, vibradores, masturbadores y todos tus juguetes sexuales favoritos deben utilizarse junto con un lubricante para aumentar las sensaciones de gozo y evitar fricciones o heridas. Sin embargo, no cualquiera es compatible ya que una mala elección puede dañarlos. Los lubricantes base silicón no son recomendables, en cambio los de base agua son una buena alternativa. En el caso de los juguetes anales opta por los híbridos que cuentan con una textura más densa para no absorberse y que a su vez no dañan los materiales látex, silicón, etc.

Para todo tipo de pieles

Tener una piel delicada no es motivo para privarte de los beneficios de la lubricación extra, existen algunos especialmente diseñados para personas propensas a irritaciones y problemas dermatológicos, puedes optar por un lubricante neutro o uno especial para pieles sensibles, estos productos prescinden de olores, sabores y todo tipo de químicos que puedan afectar. Además por lo general se encuentran elaborados con ingredientes orgánicos para cuidar de ti al máximo.

Ahora que ya conoces los distintos tipos de lubricantes, sus funciones y beneficios, es hora de incorporarlos a tus juegos eróticos e incrementar la humedad y el placer.

¿Aún tienes dudas? Recuerda que en KAMASUTRA BY SENSUS TU TIENDA DE CONFIANZA estamos siempre abiertos a escucharte, resolver tus dudas y hacerte las mejores recomendaciones sobre este y todos los temas de sexualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MENU